.

.

19 de julio de 2017

Un pequeño lugar...



Mi pequeño "estudio" portátil. Daría mi alma por una habitación para crear mi estudio, en serio.
Necesito hacer mugre sin culpa. 
Un escritorio para desparramar mis cosas por tiempo indefinido. 


Tener que mudar las cosas todo el tiempo es agotador. Mata mi creatividad. 
Tener que cuidar de no manchar, de poner diarios o plásticos para que la pintura no quede en la mesa o piso.
Tardo bastante en poner las cosas y eso hace que el impulso creativo sea cortado, lento.
Unas horas a la tarde y listo, no puedo seguir mas tiempo porque tengo que guardar todo.
Por eso no suelo trabajar a la mañana, porque todo se va en un suspiro y eso no es práctico. 
Solo deseo poder tener un lugar propio.


Publicar un comentario