.

.

25 de marzo de 2014

Vomitando pensamientos: La Argentina de 1875.

Parque 3 de febrero, 1860 (creo).


Todo comenzó en la sobremesa del domingo. Comiendo helado de yogurt, salió el tema de la crema moka. La receta estaba entre muchas otras en una caja. Luego de encontrar la receta, seguí mirando un cuaderno que era de mi abuela materna. Es un cuaderno negro de los que usaba mi abuelo en el laboratorio en el que trabajaba. Entre todo el quilombo de papeles habia una hoja de diario, con recetas no tradicionales de navidad, fechada en lunes 15 de Diciembre de 1975. Del otro lado de esa nota había otras noticias y una columna titulada "Cién años atrás en La Nación". La nota de ese día (que voy a poner en breve) era de un 15 de Diciembre de 1875 (obviamente) y habla de un momento crítico en el país. Lean asi sigo con la cuestión de todo esto.


Miércoles 15 de Diciembre de 1875.

En el comentario editorial de la fecha se formula, entre otras, la consideración siguiente: "Estamos en el período peligroso del experimento de un gobierno libre, y si las instituciones republicanas que tenemos escritas no se convierten en carne, sangre y huesos de nuestro propio cuerpo; si el principio vital que las anima se enerva; si las formas constitucionales no son sino moldes huecos para producir una apariencia de república, como se acaba de decir en el Congreso norteamericano a propósito de la intervención miltar en Luisiana; si las elecciones no han de ser sino máquinas par producir mayorías artificiales que den por resultado gobiernos de camarilla, en que el pueblo no entre como principio y como fin, corremos el riesgo de matar a la república cuando apenas nacía, y legar a nuestros hijos el oprobio de un sistema bastardo, que pondrá en problemas nuestra vida política en el futuro sino la mata hoy.
Comprenderíamos que inspirándose en estas altas ideas y en estas serias consideraciones, el Presidente de la República, que tantas palabras simpáticas tuvo para las piedras y para los fragmentos de madera, hubiese hecho a todos los hombres de buena voluntad un llamamiento patriótico diciendo, como lo ha dicho el doctor Avellaneda a propósito de una cita de Montesquieu y de otra de Bacon, lo que va a leerse: "He aquí la tarea que nos aguarda y a la que debemos todos descender, concentrando nuestros esfuerzos y adjurando disensiones sin motivos profundos, y que sólo encuentran pábulo en sus propias vociferaciones"."


Si uno no ve la fecha de esta colúmna, suena muy actual (sacando lo de Luisiana), no creen? 
Me impresionó  eso de las mayorías artificiales que dan como resultado gobiernos de camarilla. Puede ser que en 139 años... estemos igual, en el mismo punto critico? Con una República que esta en juego por las malas políticas y en un llamado patriótico desesperado para que los "hombres de buena voluntad" hagan el sacrificio necesario para salir adelante...?
Es un poco triste y frustrante, no lo creen? En ese entonces eramos un país en pañales, ahora somos un país adulto con problemas (serios) de madurción.
Al final... solo pusimos esfuerzo en la lucha política y dejamos a la República en el olvido.


Nota agregada: Ahora sigo, con el cuaderno negro. Mirando recetas y agregando nuevas... en esta pequeña tradición femenina de mi familia.
Publicar un comentario