.

.

7 de mayo de 2011

Mariposa Rota

Copyright © Najash Lee 2013


Este dibujo lo hice ayer a la tarde casi noche. La historia es que esta mariposa existió (era una típica monarca), la encontré en mi balcón, con sus alas rotas. Siempre ame a esos bichitos porque son hermosos y siempre cuide a cada mariposa lastimada o con frio (esas tardías que no soportan el clima).
Ayer, una vez más, cuide de una. La llamé Mandarina Yo no venia teniendo un buen día y cuidarla fue un honor. Decidí ponerla en una maseta, en el comedor de mi casa. Así no la veía mi gato, o mis perros. Cuando el sol se despidió del día, fui a buscarla para darle de comer. Le di un poquitito del juguito de un tomate y después mi mama me recordó que a ellas les gusta el agua con azúcar. Le prepare un poquito y la puse sobre un individual de Plaza Sésamo que tengo y le puse una gran gota delante de ella para que coma. La pobre intentaba abrir las alas, pero las tenía muy rotas. La espere un rato, hasta que decidió sacar su trompita para comer (o más bien tomar) un poquito. En ese momento pensé en que la tenía que inmortalizar de alguna forma. No quería sacarle fotos, no había suficiente luz para retratar la belleza que tenia, estando rota y todo. Entonces tome un bloc de hojas blancas, mi cartucheras llenas de lápices, fibras y demás y dejé que todo tomara forma.

Si prestan atención al relato y miran el dibujo, se van a dar cuenta que yo solo le dibuje solamente un ala rota. Lo hice porque al mirarla sentí que ella seguía siendo hermosa, pero estaba rota.

 Ahora Mandarina esta debajo de una planta que se llama Dolar, que esta dando flores, en mi terraza
Publicar un comentario